sábado, 30 de agosto de 2014

Mas acerca de los polvos minerales

¡Hola a todos!
En una publicación anterior había ya hablado sobre los polvos sueltos o también llamados polvos minerales, pero sobre este tema quisiera profundizar un poco mas.
Tal y como había ya mencionado anteriormente existen diversas recetas de polvos sueltos, desde las mas sencillas hasta las mas elaboradas que incluyen también el uso de aceites esenciales para otorgarles un aroma aún mejor.



Pero me gustaría también hablar sobre los polvos  compactos, hace unos meses mi hija adolescente quería elaborar sus propios polvos de maquillaje, de tal manera que le permitan controlar el exceso de grasa en el rostro, pero no quería una receta elaborada sino una receta sencilla, bueno le dije que use la fécula de maíz y colorantes alimentarios, pero esta era una receta  para polvos sueltos y ella los quería compactos, así es que a la hora de compactarlos los polvos jamás se compactaron bien. Y bueno se preguntarán por qué motivo no se compactaron bien los polvos. Bueno aquí les explico.
En el libro "Il profumiere de Calisto Craveri" se menciona que para hacer un polvo compacto es necesario agregar la justa cantidad de almidón (sea de maíz o de arroz), si es poco los polvos jamás se compactarán y si es demasiado se formará una piedra. Es así que un polvo compacto de solo fécula de maíz jamás se compactará si no va acompañado de otros ingredientes minerales como las micas,  el talco, el magnesio estearato, el oxido de zinc o el dióxido de titanio, entre otros. 



No se asusten con el talco, porque muchos polvos compactos usan entres sus ingredientes el talco, en Italia existe el talco llamado Veneto, que es muy usado para la elaboración de polvos sueltos y compactos. 
Entonces a la hora de elaborar nuestros polvos sean compactos o sueltos debemos tener en consideración la capacidad de absorción, de cubrir imperfecciones y la adhesividad en la piel en los ingredientes que utilicemos.
  • Las micas: cubren poco, no compactan muy bien y tienen una adhesividad baja.
  • El talco: cubre poco, compacta muy bien y tiene una adhesividad media. 
  • Dióxido de Titanio, cubre muy bien, compacta muy bien y tiene una adhesividad alta. 
  • Almidón o Fécula, cubre poco, compacta bien (usados en la justa medida se usa en un máximo del 20 % sobre el 100%) y tiene adhesividad baja.
  • Estearato de Magnesio,  cubre poco, compacta bien y tiene una adhesividad alta. 
Entonces una vez que tenemos esto en consideración podemos elaborar nuestras propias recetas de polvos de maquillaje mezclando diversos ingredientes que nos permitirán obtener un resultado personalizado de acuerdo a lo que queramos obtener, si queremos unos polvos compactos y que cubran bien entonces utilizaremos una receta mixta que comprenda entre sus ingredientes el dióxido de titanio, ya que cubre bien, compacta bien y se adhiere perfectamente a la piel, las micas u óxidos que nos permitirán obtener el color deseado, el almidón (sea de maíz o de arroz) que compacta bien, pero tiene baja adhesividad en la piel y si queremos el talco que también compacta bien y que tiene una adhesividad media en la piel. Si de lo contrario queremos unos polvos compactos en crema pero que tengan acabado en polvo, simplemente  seguimos el procedimiento normal de los polvos sueltos o compactos, elegimos el color, agregamos los oxidos elegidos y luego se agregan ceras y aceites de acuerdo a cada tipo de piel, si tenemos cutis mixto deben ser aceites ligeros, como el aceite de Jojoba, el aceite de Argan, el aceite de ribes nigrum o esteres como el C12-15 Alkyl Benzoate, o el Ethylexyl Stearate, etc.

2

Receta Polvos compactos:
  • 1.5 gr. de fécula de maíz o de arroz.
  • 1.0 gr. de magnesio estearato.
  • 5.5 gr. de talco veneto.
  • 2.0 gr. de Dióxido de titanio.
  • micas u oxidos (amarillo, rojo y azul) c/n
  • 60 gotas de Caprylis.
  • 20 gotas de alcohol. 
Procedimiento.-
  1. En una maquina para moler café o en todo caso con el mortero combinar los colores de las pigmentos (micas u óxidos) que hayan elegido, si son óxidos deben trabajarlos por unos 5 minutos en el mortero, si son micas basta mezclar un poco hasta que obtengan el color deseado. (Recuerden que al mezclar los pigmentos deben agregar mas amarillo, poco rojo y poquísimo azul)
  2. Una vez obtenido el color deseado agregar los demás ingredientes y mezclar bien en el mortero por unos 10 minutos.  Si lo hacen con el mixer o maquina de moler café pueden meter todo junto y mezclar por unos minutos hasta que todo se haya pulverizado muy bien. 
  3. Luego agregar el caprylis y mezclar bien. Al agregar el aceite éste tenderá a oscurecer los polvos, así es que no elaboren un color demasiado oscuro al mezclar los pigmentos (micas u óxidos), de esta manera no corremos el riesgo de obtener un color demasiado oscuro en nuestros polvos. 
  4. Finalmente en un pote o un contenedor adecuado para polvos compactos agregar toda la mezcla y compactar bien cubriendo con una servilleta o con un tapa si así lo prefieren, pero  que sea del mismo diámetro del contenedor, luego con la ayuda de la yema de los dedos empezar a compactar, finalmente agregar las gotas de alcohol y dejar secar por toda una noche o si lo prefieren por 24 horas. 
  5. Al día siguiente los polvos compactos estarán listos para el uso.
Asimismo si queremos unos polvos sueltos muy sencillos (ya que muchas veces no se dispone de todos los ingredientes necesarios), que no van a cubrir bien las imperfecciones, que van a colorar poco la piel, pero que van a absorber y controlar la grasa y le otorgarán un brillo natural y un efecto luminoso al rostro, simplemente pueden elaborarlos de la siguiente manera:

Ingredientes Polvos sueltos receta sencilla:
  • 2 cucharadas llenas de fécula de maíz o de arroz.
  • 1 cucharadita aproximadamente de colorante alimentario. (pueden utilizar un solo color o mezclar varios colores hasta obtener el color deseado) 
Procedimiento:
  1. En un frasco de vidrio bien limpio y desinfectado con alcohol agregamos una cucharada de la fécula que hayamos elegido y luego agregamos el colorante, en este caso pueden agregar un colorante rojo que es mas fácil de encontrar.
  2. Mezclar bien con la ayuda de una cucharadita hasta que todo el polvo haya adquirido un color rosado bastante encendido.
  3. Dejar secar todo un día y a la mañana siguiente agregar la segunda cucharada de fécula y mezcla bien. Debemos obtener un color rosado como de algodón de azúcar. 
  4. Si desean pueden agregar una gota de aceite esencial de rosas, mandarina, lavanda, canela, en fin el que mejor prefieran.
  5. Luego transferir los polvos a una maquina para moler café y si no la tuvieran a un mortero y pulverizarlos muy bien, si lo hace en la moledor de café basta solo unos pocos minutos y si lo hacen en un mortero deben molerlos por al menos unos 5 u 8 minutos. 
  6. Finalmente verter los polvos en un pote o cualquier frasco reciclado de polvos sueltos (bien limpio y desinfectado con alcohol) y estará listo para usar con una brocha para polvos sueltos o kabuki. 
Nota.Si utilizan varios colorantes alimentarios deben proceder de la siguiente manera:
  1. En el mortero agregar primero los colores claros (mas amarillo y menos rojo) y al ultimo el color oscuro en poquísima cantidad (marrón, negro o azul), de esta manera vamos mezclado hasta obtener el color deseado.
  2. Una vez obtenido el color deseado agregamos la fécula y mezclamos bien en el mortero hasta que todo se haya amalgamado bien y el color en los polvos sea uniforme.
  3. Dejar secar los polvos por 24 horas. 
  4. Al día siguiente agregar mas fécula de maíz y pulverizarlo con la ayuda del mortero por 5 u 8 minutos, hasta que los polvos estén muy finos y sin grumos. 
Tabla de colores:
  • Color morado: una parte de rojo y una de azul.
  • color amarillo oscuro: una parte de amarillo y media de marrón.
  • color verde: una parte de amarillo y una parte de azul.
  • Color palo rosa: una parte de rojo y una parte de marrón.
  • Color durazno: una parte de amarillo, una  de rojo y media de marrón.

Advertencia:

No olviden que antes de usar las cremas o cualquier otra receta que preparen en casa deben primero probarlas en una parte delicada de la piel, como el antebrazo, luego esperar de 24 a 48 horas para estar seguros que los ingredientes utilizados no les causan ninguna reacción alérgica. Esta advertencia esta dirigida especialmente a todas aquellas personas que tienen pieles sensibles o sufren de alergias atópicas.  Por lo general no hay nada mas saludable que las recetas hechas en casa, siempre y cuando se hagan con el debido cuidado y extrema limpieza; sin embargo, a pesar de todos los cuidados las personas alérgicas deben estar siempre atentas. 

Y bueno esto es todo lo que hay que saber a la hora de elaborar nuestros polvos sueltos y compactos.
Saludos y a la próxima.

(\ /)
( . .)♥
c(”)(”)
Erika Paola 


Publicar un comentario