martes, 4 de junio de 2013

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DEL CABELLO

Tener un cabello fuerte y sano no es imposible, siguiendo algunos simples consejos podemos tener el cabello que deseamos.

1.  Elegir un buen champú.- hay que elegir uno que sea adecuado a nuestro tipo de cabello, si es graso o seco o con las puntas secas o quebradizas, aunque si alguna vez una especialista en el cuidado del cabello me dijo que era mejor lavarse con un champú para bebés.  Pero el champú para bebes tiene un pH 7 para que no lastime los ojitos del bebé y el pH del cuero cabelludo es de 4.5 a 5.0 aproximadamente. Bueno la elección esta en cada uno, es una cuestión de gustos y también de ver como nos queda el cabello con las lavadas frecuentes.

2.  No  lavarse todos los días el cabello; porque la mayoría de champús contienen productos químicos que con el uso frecuente pueden dañar el cuero cabelludo. Si tenemos el cabello graso  lavarse al menos dejando un día, ya que si  nos lavamos el pelo todos los días se volverá aun mas grasoso.  Así es que si no lo puedes evitar  y lo lavas todos los días no uses un champú especifico para cabello graso, porque podría dañar tu cabello resecándolo e irritándolo. Usa un acondicionador muy ligero, pero no lo apliques en el cuero cabelludo solo en las puntas.

3.  El Champú en seco es una buena opción; cuando de repente se nos olvidó lavarnos el pelo y  notamos que esta grasoso.  Se aplica en el pelo seco y éste elimina un poco la grasa.  No es de ninguna manera igual que el lavado normal, pero nos puede salvar en una situación de emergencia.  Una sugerencia de champú en seco natural, si no queremos usar uno convencional, es aplicar  una pequeña cantidad de maizena en el cuero cabelludo, dejar que absorba la grasa y retirar luego de unos minutos cepillándolo como de costumbre. He usado ambos champús uno en seco de una marca conocida en el mundo y también he probado la maizena, ambos tienen el mismo efecto. Algunas personas usan el talco, pero yo prefiero la maizena o en todo caso la fécula de arroz. 

4.  Enjuagarse con agua fría;  El último enjuague al cabello debe ser con agua fría, porque el agua fría cierra la cutícula del cabello y esto hace que se vea más brillante y saludable. La cutícula forma el revestimiento exterior del cabello, una cutícula intacta alrededor del cabello forma una superficie lisa, que refleja la luz. El brillo por lo tanto, indica que un pelo está sano.

5.  Enjuagarse bien;  Es necesario que nos enjuaguemos muy bien después del lavado normal del cabello, debido a que  los productos de limpieza como el champú, acondicionador, gel de ducha, jabón líquido, etc; no están diseñados (a menos que lo expresen claramente) para ser retenidos por la piel o por el cabello, son productos que deben enjuagarse porque contienen compuestos químicos que pueden causar irritación y sequedad en la piel y en el cuero cabelludo.  Si quedan residuos hacen que el pelo se vea opaco, pierdan volumen y no se sienta limpio. 

6.  Usar en cantidad apropiada productos para estilizar el cabello como lacas, gel, siliconas para dar brillo, etc.   Aunque sí de la silicona se han dicho muchas cosas, Yo prefiero evitar los productos que la contengan, pero como una elección personal, ya que muchas cosas se dicen, pero al final es la elección de cada quien.  

7.  No debemos usar colas demasiado apretadas; Porque que los folículos pilosos se dañan y al hacerlo no permiten el crecimiento del cabello y algunas veces ésta es la  causa de la caída del mismo. Usa colas que no sean apretadas y no las uses todo el tiempo. 

8.  Eliminar los residuos de champú en el cabello;  Es necesario eliminar los residuos de productos que se acumulan en éste, usando un champú especial para este propósito una o dos veces al mes. Una receta natural para eliminar los residuos químicos depositados en en cabello es  mezclando un poco de bicarbonato (1 cucharadita) en el frasco de champú que usamos  como de costumbre, o simplemente agregar una puntita de bicarbonato de sodio a la cantidad de champú que usamos cotidianamente para lavarnos el pelo.  Yo prefiero mezclar una puntita de bicarbonato en dos cucharadas del champú que uso normalmente cada 15 días, al enjuagar el cabello me dura limpio y sin rastros de grasa por al menos tres días. Es increíble porque tengo el cabello graso y solo me dura un día el efecto "recién lavado".  
Otra opción es un enjuague cada dos semanas con vinagre (si es de manzana mejor) y agua. Mezcla una medida de vinagre con cinco de agua. Aplica esta mezcla después del acondicionador y luego enjuagar nuevamente con agua. 

9.  Hacer masajes en el cuero cabelludo; Trata de dar un ligero masaje al cuero cabelludo todos los días, esto estimulará la circulación, distribuyendo los aceites naturales del cabello y  ayudará a fortalecer los folículos pilosos. 

10.  Comer bien;  por ejemplo consume Lecitina. Ya sea en alimentos como los huevos, repollo, col, coliflor, garbanzos, en aceites como soya y girasol, en el germen de trigo, avena, hígado, aceite de pescado, maíz y maní o como en suplemento alimenticio, la que viene en gránulos.

11.  Dormir bien;  Las células del cuerpo se regeneran por las noches mientras dormimos. 

12. Tomar vitaminas de ser necesario y bajo el control y la prescripción de un médico; de esta manera podemos saber que tipo de vitaminas necesita nuestro organismo. Recuerda que lo que le hace bien a una persona no necesariamente le hace bien a otra. 

13.  Evitar el estrés que es perjudicial para la salud y podría causar la caída del cabello.

Una nota sobre la silicona.
La silicona es un compuesto químico, un polímero inorgánico, cuyos principales elementos son el silicio y el oxígeno. Su uso en cosmética es muy habitual y está presente en productos de uso tan cotidiano como los champús, los acondicionadores o las lacas para el cabello y abrillantadores.  Es importante saber que tipo de silicona incluye el producto que estemos usando. Por tal motivo es importante leer su composición. La mayoría de los ingredientes acabados en “xane” o “cone” son siliconas. Algunas de las más comunes son: dimethicone, cyclomethicone, siloxane o ciclohexasiloxane. Hay que tener  en cuenta que uno de los problemas del uso continuado de productos con siliconas es la dificultad para su total eliminación. En ocasiones, los restos de este compuesto químico son la causa de que veas tu pelo opaco y sin brillo ya que la silicona cubre y sella el folículo piloso que es la parte de la piel que da crecimiento al cabello, no dejando que la humedad llegue a él y el pelo se convierte en pajizo, opaco, seco, etc.  En un principio al sellar la cutícula parece más suave y definido pero finalmente no deja que ningún nutriente penetre en el folículo piloso  y lo asfixia,  pese a estar usando un champú que, en un principio, te quedaba genial. Si detectas este problema simplemente cambia de champú o de acondicionador.  También puedes recurrir a una “cura” temporal anti-silicona utilizando un champú purificante (capaz de eliminar residuos) y cambiando tus productos habituales por otros de cosmética natural. En tal caso, ten presente que notarás la mejoría pasados unos meses ya que la silicona tarda en eliminarse.
Para convertir un champú normal en champú purificador de una manera natural  basta agregarle bicarbonato de sodio al champú que utilizamos cotidianamente y lavarnos como de costumbre.  Esto eliminara todo rastro de compuestos químicos contenidos dentro del champú. 
Pero es importante también remarcar que la Junta de Revisión de los Cosméticos (Cosmetics Review Board) ha comprobado que las siliconas -específicamente la dimeticona, que es la silicona más comúnmente utilizada en los productos para el cuidado del cabello- son seguras y no tienen ningún efecto negativo en relación con el crecimiento del cabello.
En  conclusión las siliconas serán malas o buenas según el uso que se les dé, y su uso debe ser siempre moderado, sobre todo en productos con altos contenidos de siliconas, estando atentos de la correcta y periódica eliminación de residuos de éstas. 




Erika Paola.

Publicar un comentario