sábado, 30 de abril de 2016

Crema con protector solar natural.

¡Hola a todos!
En esta oportunidad voy a compartir otra receta que he preparado de una crema con protector solar natural, la última crema que preparé la hice solo con óxido de zinc, que como ya he mencionado en varios oportunidades es considerado como un filtro solar físico, ya que refleja los rayos UVA y UVB.
Al igual que el óxido de zinc el dióxido de titanio también es un filtro solar que refleja los rayos UV, así es que cada vez que preparo una crema protectora uso en sinergia al óxido de zinc con el dióxido de titanio, además de aceites y mantecas que tienen propiedades protectoras contra los rayos UV. 
El dióxido de titanio es un filtro solar físico que puede ser usado junto al óxido de zinc y también a otros protectores solares. 
La dosis que uso de cada filtro es la siguiente: 7% de óxido de zinc con 6% de dióxido de titanio, con estas cantidades podemos obtener de manera aproximada una protección de 16 SPF, claro está que eso dependerá del emulsionante que utilicemos, de la dispersión de los polvos, de los aceites, de las cantidades de lo aceites, del tipo de emulsion, etc.
El óxido de zinc como ya lo he mencionado refleja los rayos UVA responsables no sólo del bronceado de la piel sino del envejecimiento celular y asimismo refleja los rayos UVB responsables de las quemaduras. Por lo tanto el óxido de zinc ofrece una amplia protección contra los rayos UVB y la mayor parte de los s rayos UVA. Este activo tiene también una función antiséptica y útil para las pieles irritadas. En la cosmética por lo general se usa en dosis del 10%, pero en algunos casos como la pasta Hofmann o Fissan que son preparados farmacéuticos se usan hasta el 50%, se usa también en preparados para pieles acneicas en sinergia con el ácido salicilico. 
En la fase oleosa voy a utilizar la manteca de Karite que protege la piel y cabellos del daño solar debido a la presencia de Karitene, vitamina A y alcoholes terpénicos, los cuales absorben algunos rayos UV e incrementan la actividad de los protectores solares. 
Asimismo la manteca de Karite es anti-inflamatoria, suaviza y calma las irritaciones de la piel, hidrata, regenera  y nutre la piel en profundidad, revitaliza los tejidos y da elasticidad a la piel. 
También voy a agregar a esta receta la manteca de mango que al igual que la manteca de Karite tiene propiedades protectoras contra los rayos UV. Además da flexibilidad y rejuvenece la piel, es rica en nutrientes, vitaminas A y C y ácidos grasos esenciales para nutrir la piel y los cabellos, previene y atenúa las estrías y es ideal para pieles deshidratadas, secas e irritadas, en pocas palabras es emoliente, hidratante, regenerador y calmante. 
Otro ingrediente que voy a utilizar en fase oleosa es el Caprilic/Capric Triglyceride, éste es un ingrediente que uso en diferentes preparaciones, de verdad lo adoro, es un lípido esencial en la mayor parte de las formulaciones, y el motivo se da por el hecho que tiene una alta capacidad de disolver moléculas lipofilas y filtros UV. Además tiene una baja untuosidad, es decir tiene un tacto seco, y esto hace que mejore la textura general del producto final. 
Otro de los aceites que voy a usar en esta fórmula es el aceite de sésamo, que es un aceite que absorbe los rayos UV, protegiendo la piel de los afectos dañinos de estos rayos, además regenera la piel, sobretodo actúa efectivamente en pieles irritadas y descamadas, hidrata la piel, la ablanda y le da elasticidad, es antioxidante por lo tanto anti envejecimiento y calma los dolores articulares.   
También el aceite Sacha Inchi, que es un aceite que me encanta, originario del Perú, lo uso cada vez que preparo la lecitina de soya como emulsionante.  Este aceite es rico en omega 3, 6 y 9 tiene propiedades calmantes, calma el enrojecimiento e irritaciones de la piel, la ablanda , la hace más elástica, la reestructura y la protege de la deshidratacion, mejora la microcirculacion de la piel, tiene propiedades antioxidantes, ósea combate los radicales libres y  el envejecimiento cutáneo, ayuda a la prevención de los rayos UV y es un aceite de tacto seco, es decir no deja la piel grasa. 
Como emulsionantes voy a utilizar el Olivem 1000 y la cera de abejas.


Ingredientes:
Fase "A".-
  • 48.4 gr. de agua mineral.
Fase "B".-.
  • 7 gr de óxido de zinc.
  • 6 gr de dióxido de titanio.
  • 6 gr de Caprylis.
  • 5 gr. de aceite de sésamo
  • 5 gr. de autoemulsionante Olivem 1000.
  • 4 gr. de manteca de Karite.
  • 3 gr de manteca de mango.
  • 2 gr de aceite Sacha Inchi.
  • 2 gr. de cera de abejas. 
Fase "C".-
  • 10 gr de gel de aloe vera. 
  • 1 gr de vitamina E.
  • 0.6 gr. de conservante Cosgard.
  • 10 a 15 gotas de fragancia cosmetica de coco.
Procedimiento.-
  1. Pesar los ingredientes.
  2. En un frasco agregar el Caprylis, el aceite Sacha Inchi y el aceite de sésamo, luego agregar el dióxido de titanio y el óxido de zinc y mezclar bien hasta que todos los polvos se dispersen bien en los aceites. Este proceso puede durar varios minutos ya que debemos estar completamente seguros de que los polvos se han dispersado perfectamente en los aceites, luego agregar las mantecas, el Olivem 1000 y la cera de abejas. 
  3. En otro frasco agregar el agua destilada o mineral.
  4. Llevar a baño maria ambas fases hasta que lleguen a una temperatura de 70 grados centígrados.
  5. Retirar del fuego y agregar la fase oleosa sobre la fase acuosa en forma de hilo mientras agitamos con el minipimer. 
  6. Batir por unos 3 o 4 minutos hasta que se forme una emulsión blanca y homogénea.
  7. Una vez que la emulsión se haya entibiado, es decir que haya llegado a una temperatura de 40 grados centigrado mas o menos, agregar los activos uno por uno mezclando bien. 
  8. Verter la preparación en un frasco adecuado para el uso.
Nota.-
  1. Esta crema tiene un tacto seco, de rápida y fácil absorción en la piel.
  2. Pueden sustituir el aceite de sésamo por aceite de arroz, aceite de frambuesa, de Karanja, aceite de coco, aceite de jojoba, aceite de girasoles, etc. 
  3. Esta crema está pensada para proteger naturalmente la piel, sin embargo en vista de que no se puede medir el nivel de protección solar en las cremas caseras, es mejor no exponerse directamente a altas temperaturas de calor, como cuando vamos a la playa entre las 12:00 pm y las 16:00 pm. Pero podemos utilizar esta crema de manera cotidiana para protegernos la piel de los rayos del sol cuando estamos al aire libre, mientras vamos de compras, de paseo, a trabajar, a jugar, etc. 
  4. No olviden usar gorras y lentes de sol en los periodos estivos para estar aún más protegidos. 
Advertencia:

No olviden que antes de usar las cremas o cualquier otra receta que preparen en casa deben primero probarlas en una parte delicada de la piel, como el antebrazo, luego esperar de 24 a 48 horas para estar seguros que los ingredientes utilizados no les causan ninguna reacción alérgica. Esta advertencia esta dirigida especialmente a todas aquellas personas que tienen pieles sensibles o sufren de alergias atópicas.  Por lo general no hay nada mas saludable que las recetas hechas en casa, siempre y cuando se hagan con el debido cuidado y extrema limpieza; sin embargo, a pesar de todos los cuidados las personas alérgicas deben estar siempre atentas. 
Bueno eso es todo. 
Saludos y hasta la próxima.
(\ /)
( . .)♥
c(”)(”)
Erika Paola. 














Publicar un comentario