lunes, 17 de febrero de 2014

Gel detergente íntimo con SLES.

Para elaborar este gel detergente íntimo he usado los siguientes tensioactivos, el SLES (tensioactivo primario), que no es tan malo como lo han pintado, así como otros tensioactivos secundarios que servirán para mitigar la agresividad del SLES y para donar suavidad y delicadeza a esta preparación. 
  1. El SLES es un tensioactivo aniónico y es la base principal de todos los productos de lavado que encontramos en comercio, por ejemplo en champús, geles de baños, pasta de dientes, colutorios, etc. La SAL del SLES es del 27%. El SLES es un tensioactivo líquido transparente y sin olor que produce bastante espuma ya que tiene un fuerte poder lavante, por este motivo se puede usar para todo tipo de productos para el lavado del cuerpo, del cabello, del rostro, de las manos, etc. El SLES es un tensioactivo agresivo, pero que usado en la justa medida resulta menos agresivo para la piel, por eso va mezclado siempre en un tercio de  la Betaina; ósea si usamos  30 gr. SLES debemos poner 10 gr. de Betaina.  Para espesar el SLES se usa la sal de cocina, en una cantidad del 1% sobre 100%, ósea 1 gr. de sal de cocina sobre 100% del total de la fórmula.  Es decir: 30 gr. SLES + 10 gr. Betaina + 1 gr. de sal de cocina.  Una fórmula hipotética poco agresiva para la piel con SLES seria la siguiente:  Agua + SLES + Betaina + sal de cocina si queremos un gel bastante denso. Obviamente si usamos otros tensioactivos podemos modificar la fórmula, pero hay que tener en cuenta siempre no pasarnos de la cantidad de 30% para el SLES y 10% para la Betaina como valores máximos. La sal de cocina siempre será 1% sobre el 100% del peso total de la preparación. Es decir por cada 100 gr. de producto se agrega 1 gr. de sal. 
  2. La Betaina es un tensioactivo anfótero que produce mucha espuma, si lo usamos solo y en proporciones inadecuadas puede ser muy agresivo para la piel, en cambio, si  es usado en dosis adecuadas tiende a mitigar la agresividad de los tensioactivos primarios, así como también la agresividad del mismo.  Tiene una SAL de 30 a 36% y es usado también para aumentar la densidad del SLES, por este motivo se agrega siempre después de mezclar la fase acuosa con los tensioactivos, es decir al último. 
  3. El disodium cocoamphodiacetate, llamado también di-acetato es un tensioactivo secundario, muy adecuado para la fórmula de un champú, gracias a sus propiedades hidratantes para el cabello, pero también es muy adecuado en un gel de ducha o de manos o para el rostro, ya que tiene un efecto suavizante y delicado para la piel.  Es un tensioactivo delicado que puede ser usado también en productos para pieles sensibles, como la piel de un bebé.  En general se usa en porcentajes del 5% del total de una fórmula, pero puede ser usado hasta en un 30% según la fórmula que queramos preparar. Tiene una SAL del 40% y no irrita los ojos. 
  4. El Lauryl glucoside es un tensioactivo no ionico, de textura densa, delicado para la piel y biodegradable. Se usa como tensioactivo secundario para mitigar la agresividad de los tensioactivos primarios y confiere a la preparación un agradable efecto suavizante, además que da una mayor consistencia a la preparación. Tiene una SAL de 50 - 53% y se usa hasta un 30% del total de la preparación para fórmulas de champú y hasta un 20% siempre sobre el 100% del total de la preparación para geles detergentes para el rostro. Es ideal para champú, gel de ducha, para el rostro, para las manos, etc. 

Ingredientes gel detergente íntimo con SLES. 
Fase tensioactivos:
  • 10 gr. de SLES.
  • 7 gr. de Betaina.
  • 5 gr. de Lauryl glucoside.
  • 5 gr. disodium cocoamphodiacetate.
Fase acuosa:
  • 46.4 gr. de Infusión de tilo, melisa, salvia, rosa y manzanilla.
  • 20 gr. de fructosa.
  • 5 gr. de glicerina.
Fase activos:
  • 1 gr. de tocoferol o vitamina E.
  • 0.6 gr. de conservante Cosgard. 
  • 3 gotas de aceite esencial de tea tree
  • 3 gotas de aceite esencial de Palmarosa.
  • 1 gota de aceite esencial de Patchuli. 
Preparación:
  1. Hacer la infusión de tilo, melisa o toronjil, rosa, malva y manzanilla, dejando reposar en el agua destilada hirviendo la manzanilla, melisa, malva, tilo y rosa por unos 5 minutos.
  2. Mezclar la fructuosa con la infusión hasta que la fructuosa se haya disuelto completamente.
  3. Agregar la glicerina y mezclar.
  4. Agregar el conservante y mezclar bien.
  5. En un bol agregar los tensioactivos, menos la Betaina y mezclar bien. 
  6. Agregar la vitamina E a los tensioactivos y mezclar bien.
  7. Agregar los aceites esenciales y mezclar.
  8. Agregar la fase acuosa a los tensioactivos y mezclar.
  9. Agregar la Betaina a la preparación y mezclar bien.
  10. Medir el pH que debe ser 4.5 o 5.
  11. Verter el contenido en un frasco adecuado, limpio y desinfectado con alcohol. 





Advertencia:   Nunca se olviden que antes de usar las cremas u otras recetas que preparen en casa deben probarlas en una parte delicada de la piel, como por ejemplo el antebrazo y esperar de 24 a 48 horas para estar seguros que los ingredientes utilizados no les causan ninguna reacción alérgica y así evitar cualquier eventualidad. Esta advertencia es importante sobre todo para las personas que tienen pieles sensibles o sufren de alergias atópicas, por lo general no hay nada mas saludable que las cremas caseras siempre y cuando se hagan con el debido cuidado y limpieza;  sin embargo, a pesar de todos los cuidados las persona alérgicas deben estar siempre atentas. 

Hasta la próxima receta. 
 (\  /)
( ^.^ )
(")  (")
Erika Paola




Publicar un comentario