martes, 5 de noviembre de 2013

Champú nutritivo y desenredante para todo tipo de cabello.

He hablado tanto de tensioactivos porque verdaderamente es un tema que me apasiona, bueno en realidad todo sobre la cosmética casera me apasiona y se ha convertido en uno de mis más preciados pasatiempos. Es así que he preparado dos recetas de champú, tomando en cuenta todo lo estudiado anteriormente sobre los tensioactivos y la fórmula comúnmente usada, que es SLES + betaina + disodium cocoamphodiacetate, entre otros ingredientes. Inicialmente estaba un poco indecisa sobre usar el SLES, porque había oído que era irritante, pero teniendo en cuenta que es usado en la mayor parte de champús, geles de baño y jabones líquidos de grandes marcas comerciales y además que si va mezclado con tensioactivos de contraste y suavizantes, como por ejemplo, una betaina o un disodium cocoamphodiacetate, el grado de irritabilidad se minimiza considerablemente, entonces no hay de que preocuparse.  El problema en si no es si un tensioactivo es irritante o no para la piel, ya que esto se determinará por el porcentaje que usemos y la combinación con otros tensioactivos de contraste que mitiguen y suavicen la agresividad de los primarios. Así es que no hay que alarmarse, porque los tensioactivos son tan irritantes como los aceites esenciales por ejemplo y sin embargo los usamos en cremas y demás productos cosméticos.  El secreto de una buena fórmula para un champú, gel de baño o jabón liquido es combinar adecuadamente los tensioactivos: usar uno primario, uno secundario y uno suavizante y calcular una SAL apropiada para cada producto según el uso que le vayamos a dar. 
Para realizar la primera receta he usado la inulina que es un derivado del azúcar, ésta desempeñará la función desenredante y le aportará suavidad al cabello, también he usado el pantenol que es emoliente, hidratante y reparador, éste humectará el cabello, le dará brillo y elasticidad, el extracto de ortiga que tonificará y regenerara las células del cuero cabelludo fomentando en crecimiento del mismo y el polyquaternium 7 que es un agente acondicionador y humectante que deja el cabello suave, ligero y fácil de peinar.  Se usa en una dosis de 1 - 2% del total de la preparación.  Además he usado los siguientes tensioactivos: 
  1. El SLES (Sodium Laureth Sulfate) es un tensioactivo primario, de tipo aniónico, que viene comúnmente empleado como tensioactivo base para la elaboración de champús, geles de baño, jabones liquidos, etc.  La SAL de este tensioactivo es 27 y se usa en una dosis de 0 a 20% del total de la preparación a realizar. 
  2. La Betaina es un tensioactivo anfótero, que sirve para mitigar o suavizar la agresividad de los tensioactivos primarios aniónicos como el SLES o el Sarcosinato, que es menos agresivo que el SLES. La SAL de la betaina fluctúa entre el 34 - 37%. Recuerden que a la hora de elaborar sus propias fórmulas deben tener en cuenta la media de 34 y 37, yo la he calculado en esta receta como 35. La dosis recomendable va del 2 al 10% del total de la preparación siempre sobre una base del 100%. 
  3. El disodium cocoamphodiacetate, es un derivado del aceite de coco y es usado como co-tensioactivo para suavizar aún mas las fórmulas que contienen tensioactivos primarios aniónicos. Es un tensioactivo delicado para la piel, sobre todo bien tolerado para las pieles sensibles. Tiene una SAL de 49 - 54, para esta receta he usado la media de 50. La dosis recomendada de uso fluctúa del 3 al 30% de la preparación total. 
  4. El Coco Glucoside and Glyceryl oleate; que es un mix de tensioactivos que van a dar suavidad y viscosidad a nuestro champú. La SAL es de 50 - 55%, la media que he calculado en esta receta es de 52. La dosis recomendada varia del 2 - 10% de la preparación total. En general va usado siempre un una medida del 5%. 
  5. El Lauryl glucoside, que es un tensioactivo delicado que va en armonía con todo tipo de tensioactivos, tiene una SAL de 50-53 %, para esta receta he calculado la media de 51 %.  La dosis de uso recomendable es de 0 a 30% para champús, geles de baño y jabones líquidos y de 0 a 20% para jabones líquidos para el rostro. Siempre sobre la base del 100% del total de la preparación.
Finalmente he usado como espesante el Tino-Acqua (Tinovis GTC), que es usado como aditivo y dará viscosidad y espesor al preparado, aun si tiene un porcentaje alto de grasas y se puede agregar tanto al inicio como al final de la preparación. La dosis recomendada para la elaboración de productos en gel es de 1.5 a 5 % de la preparación total. Y para mejorar la presentación del champú he usado un fluido perlado que da un acabado perlado a cualquier tipo de preparación con tensioactivos. 
La dosis recomendada de uso es de 0.5 - 5 % de la preparación total.  Bueno sin mas preámbulo aquí les cuento como preparé esta receta.

Receta champú desenredante y humectante para todo tipo de cabello.-
Fase Acuosa:
  • 47 gr. de agua destilada.
  • 1.5 gr. de inulina
  • 3 gr. de glicerina.
Fase Tensioactivos:
  • 15 gr. de SLES.
  • 3 gr. de Lauryl glucoside. 
  • 3 gr. de coco Glucoside and Glyceryl oleate.(Lamesoft)
  • 5 gr. de disodium cocoamphodiacetate.
  • 10 gr. de betaina. 
  • 2 gr. de polyquaternium 7.
  • c/n de Fragancia concentrada tipo Channel Nº 5.
Fase activos naturales:
  • 2 gr. de pantenol
  • 1 gr. de proteína del grano o proteína de la seda. 
  • 1 gr. de extracto de ortiga. 
  • 0.5 gr. de conservante phenoxiethanol.
Ultima fase de espesor y de color:
  • 2 gr. de Tino-Acqua 
  • 4 gr. de fluido perlado.
  • Colorante alimentario c/n.
Preparación.- 
  1. Pesar los ingredientes.
  2. Llevar a baño maría por unos minutos el agua destilada, agregar la inulina y mezclar bien hasta que la inulina se disuelva completamente y luego agregar la glicerina y mezclar bien.
  3. Llevar a baño maria por unos segundos el Lauryl glucoside hasta que se disuelva y luego agregar uno por uno los demás tensioactivos con excepción de la betaina, que la agregaremos al final, luego agregar la fragancia concentrada, con unas gotas es mas que suficiente.
  4. Verter la fase acuosa en forma de hilo a los tensioactivos y mezclar delicadamente evitando  formar tantas burbujas, luego agregar la betaina y continuar mezclando. 
  5. Medir el pH. A esta preparación he decidido darle un pH de 5.5, si es necesario agregar ácido láctico para ajustar el pH. Recuerden agregar el ácido láctico de gota en gota hasta llegar al pH indicado.
  6. Agregar el colorante alimentario y el fluido perlado para darle un acabado especial a nuestro champú. 
  7. Finalmente agregar el Tino-acqua para espesar el champú.
  8. Verter el champú en un frasco bien limpio y desinfectado con alcohol.
Nota.- La SAL de este champú es de 13.14%
  • SLES 15 gr. x 27 = 405
  • Lauryl glucoside 3 gr. x 51 = 153
  • Coco Glucoside and Glyceryl oleate 3 gr. x 52 = 156
  • Disodium cocoamphodiacetate 5 gr. x 50 = 250
  • Betaina 10 gr. x 35 = 350
        405 + 153 + 156 + 250 + 350 = 1314





La última foto muestra como quedó la textura del champú. El color rosado se acentuó y el champú se hizo más claro y viscoso, sin ser demasiado espeso. 
Advertencia:
Nunca se olviden que cada vez que preparan cremas u otras recetas en casa deben probarlas en una parte delicada de la piel como por ejemplo el antebrazo y esperar de 24 a 48 horas para estar seguros que los ingredientes utilizados non les causan ninguna reacción alérgica. Las personas con pieles sensibles o que sufren de alergias atópicas deben estar siempre atentas.  No hay nada mas saludable que las cremas hechas en casa, porque sabemos que productos estamos utilizando, claro esta siempre y cuando hagamos las cosas con el debido cuidado y limpieza.  No olviden lavar bien y desinfectar con alcohol todos los instrumentos que utilicen al hacer sus recetas en casa. 

Hasta la próxima receta. 
 (\  /)
( ^.^ )
(")  (")
Erika Paola


Publicar un comentario