miércoles, 10 de febrero de 2016

CONTINUANDO EL TEMA DE LOS TENSIOACTIVOS.

Se que ya hemos hablado anteriormente de los tensioactivos, pero me parece un tema el cual debemos profundizar, porque realizar nuestros propios detergentes, como por ejemplo un champú o un gel de ducha o un gel limpiador para el rostro, teniendo en cuenta que hoy en día encontramos en comercio productos con fórmulas bastante irritantes para la piel, es una muy buena opción para todas aquellas personas interesadas en el bienestar y la salud de nuestro cuerpo, ya que podemos elaborar nuestras propias fórmulas, creando nuestras propias recetas de jabones líquidos y detergentes para la piel. Claro está que también podemos encontrar productos naturales biológicos muy buenos, pero hay que tener en cuenta el costo comercial que tienen y lo que nos costaría hacerlos nosotros mismos en casa. 
La regla básica a la hora de preparar un detergente.-
Todo detergente, ya sea un champú, un gel de ducha, un gel de manos, etc, se compone siempre de un tensioactivo principal o primario, que es aquel que lava, de un tensioactivo secundario o de contraste, que es aquel que mitiga la agresividad del primario y de otro tensioactivo que sirve para suavizar aun mas la fórmula.  
En general el tensioactivo primario sirve para espesar, es de tipo aniónico o también puede ser no iónico, el tensioactivo secundario o de contraste es anfótero y dependiendo como lo usemos disminuye la agresividad del primario, pero si lo usamos solo, puede resultar también agresivo para la piel, eso dependerá siempre de la cantidad que usemos, asimismo si lo usamo solo, no espesa ni produce demasiada espuma. 
Sin embargo tengamos siempre en cuenta que un tensioactivo sea que produzca mas o menos espuma sirve siempre para lavar, por lo tanto, aunque si no respetamos la escala que apenas hemos mencionado (primario, secundario y suavizante) obtendremos siempre un producto que lava, sea que fuera demasiado liquido o poco desengrasante, lavará siempre. 
Si un tensioactivo siempre lava, aún si lo usamos sin mezclarlo con otros. ¿Por qué hacer fórmulas demasiado articuladas y no usar un solo tensioactivo mezclado con agua destilada? 
Porque cuanto mas articulada sea la fórmula resultará menos irritante para la piel, ya que el tensioactivo secundario mitigará la agresividad del primario y el tensioactivo suavizante lo hará mas dulce para el uso sobre la piel. Por ejemplo en la fórmula más común de jabones líquidos o de champús que encontramos en supermercados "SLES + betaina", la betaina contrasta la agresividad del SLES (Sodium Laureth Sulfate), dando como resultado un producto menos irritante para la piel. 
Cuando queramos preparar un detergente delicado para la piel, lo esencial antes que nada es procurarnos una variedad de tensioactivos, los justos y necesarios para realizar una buena fórmula y obtener una vasta gama de productos para el lavado personal, como un champú, un gel de ducha, etc.  Por ejemplo un sarcosinato, una betaina, un lauryl glucoside, un Plantapon, etc.


El segundo paso es definir la fuerza limpiadora que queremos obtener (SAL= sustancia activa lavante o active  metter, ósea la fuerza limpiadora). 
La tabla básica a tener en cuenta es:
  • SAL detergente íntimo 10%
  • SAL detergente limpiador para el rostro 10%
  • SAL champú 10 a 15 %
  • SAL gel de ducha 16 a 20 %
  • SAL baño de burbujas 20 a 25%
  • SAL jabón líquido para manos 5 a 20% 
Si queremos hacer un jabón liquido para manos debemos ajustarlo a nuestras necesidades a la hora de calcular la SAL, por ejemplo si tenemos las manos muy secas y delicadas la SAL debe ser baja y los tensioactivos deben ser delicados.  
Si en cambio es un jabón líquido que usaremos en la oficina debemos calcular una SAL mas fuerte y usar tensioactivos mas agresivos. De esta manera jugamos con los porcentajes de SAL que pueden ir del 5 al 20% de acuerdo al uso que le demos al jabón líquido para manos.

Regla general y obligatoria cuando se trata de preparar un producto para bebés y para niños a la hora de calcular la SAL.-
Para un champú o un gel de ducha para bebes o para niños debemos calcular siempre una SAL muy baja y usar tensioactivos delicados como el decyl glucoside o el coco glucoside. 

Bueno hasta ahora hemos comprendido la importancia de mezclar diferentes tensioactivos para poder obtener un producto menos irritante para la piel y asimismo la importancia del cálculo de la SAL, para determinar la fuerza limpiadora del tipo de detergente queramos realizar. 

Veamos ahora como calcular la SAL.
Imaginemos que queremos preparar un gel de ducha con una fuerza limpiadora de 12%, usando el sarcosinato, la betaina y el lauryl glucoside.  
Para calcular la SAL debemos tener el cuenta el porcentaje aproximado de SAL que tiene cada tensioactivo, este porcentaje se encuentra en la ficha técnica de cada uno. 
  • La SAL del sarcosinato es 30
  • La SAL de la betaina es    30
  • La SAL del lauryl glucoside es 52
Ahora hagamos una fórmula hipotética para nuestro gel de ducha.
  • Sarcosinato       20 gr.
  • Betaina            10 gr.
  • Lauryl glucoside 6 gr. 
Calculamos la SAL multiplicando el porcentaje de SAL de cada tensioactivo por los gramos que vamos a usar, luego sumando todas las cantidades y finalmente convirtiendo el resultado total de la suma en decimales. 
  • Sarcosinato       20 gr. x 30 = 600
  • Betaina            10 gr. x 30 = 300
  • Lauryl glucoside 6 gr. x 52 = 312 
600 + 300 + 312 = 1,212 que convertido en decimales nos da como resultado 12.12 
SAL Fórmula hipotética de gel de ducha = 12 %

Luego de calcular la SAL iniciamos a preparar nuestro detergente, agregando los tensioactivos uno por uno en un bol para luego mezclarlos con la ayuda de una espátula o una cucharadita, no es aconsejable batirlos o licuarlos con el minipimer, salvo que sea realmente necesario, luego agregamos el agua destilada y finalmente el conservante. Al final debemos medir el pH y corregirlo según sea el caso con ácido láctico o ácido citríco si el resultado es muy básico (un pH 9 por ejemplo) o con una solución de soda caustica o bicarbonato de sodio si el resultado es muy ácido (un pH 3 por ejemplo) hasta llegar al pH deseado, que en la mayoría de los casos debe ser 5.5. 

Así nuestra fórmula hipotética sobre la base de un 100%  será de:
  • Agua             63.5 gr.
  • Tensioactivos 36 gr.
  • Conservante   0.5 gr.
Pero esta fórmula es demasiado simple y no nos garantiza obtener un producto denso, entonces para asegurarnos de obtener la justa densidad es necesario agregar un espesante que puede ser una goma xantana o una goma guar, la cual debe ser mezclada con la glicerina vegetal que reduce la agresividad de los tensioactivos y suaviza la formula. La goma  xantana o goma guar se usan en un porcentaje aconsejable de 0.5 a 1% sobre el 100% de la cantidad total de la preparación.  

Al agregar mas ingredientes la fórmula inicial cambiará, en ese caso restaremos de la cantidad total de agua los gramos de los ingredientes nuevos que vamos a utilizar.
Si al inicio la medida del agua era de 63.5gr. y le agregaremos a la fórmula 5 gr. de glicerina y 1 gr. de goma xantana, entonces restaremos:  63.5 - 5 - 1 = 57.5 

La nueva fórmula será:
  • Agua             57.5 gr.
  • Glicerina         5 gr.
  • Xantana           1 gr.
  • Tensioactivos 36 gr. 
  • Conservante 0.5 gr. 

El problema de la densidad en los detergentes.- Todos los tensioactivos tienden a perder densidad cuando agregamos aceites a la preparación, solo el lauryl glucoside mantiene su densidad, el resto de los tensioactivos tenderan a ponerse liquidos cuando usemos aceites vegetales, aceites esenciales o fragancias concentradas.  
Es así que para evitar que los tensioactivos pierdan espesor, existen diversos tipos de agentes de espesor o densidad como:
  1. La goma xantana o la goma guar; pero su uso no impedirá que la preparación pierda densidad si incluimos grasas en los ingredientes. Esto quiere decir que para que funcionen correctamente debemos evitar usar aceites vegetales, aceites esenciales o fragancias. 
  2. El carbopol agua, éste es el único que soporta hasta un 20% de grasas sin que la preparación pierda densidad.  El carbopol se usa en un porcentaje de 3 a 8 %, obviamente la regla general es: menos grasas menos carbopol, mas grasas mas carbopol.  Éste se agrega en fase acuosa, agregando en un bol el agua luego el carbopol y se deja reposar por unos 15 minutos mas o menos, transcurridos los cuales se mezcla todo muy bien. El carbopol espesa cuando tiene un pH 6. A veces es necesario agregar una solución de soda cáustica para regular el pH.
Si usamos en una fórmula solo como tensioactivos Plantapon SF y Lamesoft, estos espesarán cuando lleguen a un pH 5.5 y obviamente siempre que no se agreguen grasas.

El Sarcosinato espesará cuando llegue a un pH 5.

¿Que tensioactivos usar si queremos usar un gel de ducha, un detergente intimo, un gel limpiador para el rostro o un jabón liquido para manos y para el cuerpo?
Los mas usados son:
  • Sarcosinato.
  • Betaina.
  • Plantapon SF
  • Lamesoft
  • Disodium cocoanphodiacetate
  • Lauryl glucoside
  • Decyl glucoside
Para realizar un champú los mas usados son:
  • Lauryl glucoside
  • Plantapon SF
  • Lamesoft
  • Betaina
Para realizar un champú o un gel para bebés o niños:
  • Decyl glucoside.
  • Coco glucoside.
Claro esta que estas son solo propuestas, cada uno puede realizar su propia fórmula de acuerdo a sus propias exigencias y necesidades y con los tensioactivos deseados.


Además podemos usar activos naturales que mejorarán aun mas el producto final, como por ejemplo:
  1. La goma guar modificada, que se usa tanto en champús como en acondicionadores. Se usa en un porcentaje de 0.15 % sobre el 100 % de la cantidad total del preparado.
  2. El Polyquaternium 7; Se usa también para champús o acondicionadores en porcentaje de 1 a 2 % sobre el 100 % de la cantidad total de la preparación. Nota importante de este producto es que no hace perder la densidad de los detergentes.
  3. La Proteína de la seda o del grano; son usados para champús, acondicionadores o también en detergentes para el cuerpo o para el rostro, suavizan y protegen la piel de los efectos desengrasantes de los tensioactivos. 
  4. Y bueno hay una vasta lista de productos como el gel de aloe, la provitamina B5 o pantenol, la vitamina E o tocoferol, el perlante liquido, la inulina, la keratina, los aceites esenciales etc, etc. 

Es muy importante siempre tener en cuenta el pH que debe tener cada detergente que preparemos según la zona donde lo vayamos a utilizar.
  • Detergente intimo para mujeres en edad fértil:  pH 4.5
  • Detergente intimo para mujeres con menopausia, niñas y hombres:  pH 6
  • Champú: pH 4.5 - 6.  El ideal es 5.
  • Champú para bebés o niños: pH 7, que es el pH que tienen los ojos, de esta manera no irritarán los ojos del bebé o de los niños.
  • Desmaquilladores de ojos que contienen tensioactivos: pH 7
  • Gel de ducha, de manos, para el rostro: pH 4.5 - 6.  El ideal es 5.5.
Receta champú neutro:
  • 51 gr. de agua.
  • 5 gr. de glicerina.
  • 1 gr. de inulina.
  • 25 gr. de plantapon SF.
  • 9 gr. de Lauryl glucoside.
  • 6 gr. de Betaina.
  • 3 gr. de Lamesoft.
  • 0.6 gr. de conservante. 
Más recetas utilizando tensioactivos.

Bueno quiero terminar diciendo que no importa si la fórmula que preparemos, cualquiera que fuera pierde densidad, no se desanimen si esto nos sucede, ya que seguramente obtendremos un buen producto, que no solo protegerá nuestra piel sino que será menos agresivo para la misma.  Este ha sido un tema largo pero lo considero instructivo e importante, sobre todo para  aquellas personas que quieren aprender a realizar sus propios detergentes en casa. 

Hasta la próxima. 
 (\  /)
( ^.^ )
(")  (")
Erika Paola 












Publicar un comentario