miércoles, 26 de junio de 2013

Limpieza ecológica con activos naturales. Como obtener una piel ultra suave.

Ya hemos hablado lo suficiente de las cremas, claro que aun hay mas recetas por hacer y por compartir, pero para cambiar un poco el tema, porque la monotonía cansa, hablemos ahora de detergentes para la limpieza del cuerpo y del rostro.
Antes de compartir con ustedes las recetas que he realizado con los tensioactivos, me parece adecuado hablar antes sobre los detergentes ecológicos. 
En palabras simples la limpieza ecológica quiere decir, la acción que nos permite limpiar o eliminar la suciedad con activos naturales provenientes de células y tejidos de los organismos vivos, en este caso por organismos vivos entendemos solo las plantas, que de por si conforman unas variedad de 300,000 especies diferentes. 
Entre los productos mas importantes que la naturaleza nos regala como óptimos detergentes ecológicos tenemos :
  • las legumbres, el mas usado el garbanzo, 
  • Las gramíneas, siendo la mas importante la avena que proviene de una planta herbácea. 
  • Las poligonáceas que son también plantas herbáceas siendo el mas importante para el uso de la limpieza ecológica el trigo sarraceno o denominado también alforfón. 
Estos tres productos los podemos usar tranquilamente como óptimos detergentes ecológicos. Así es que aquí le digo como.

1.  El trigo sarraceno.- 
Modo de uso: se usa como jabón o detergente para el rostro y todo el cuerpo. 
Preparación: Pulverizar en un moledor de café  eléctrico o en la licuadora o en un robot de cocina, esos que hacen de todo,  200 gr. de grano sarraceno, luego pasarlo por el cernidor y meterlo en un taper o una azucarera de plástico con dosificador junto con algunos clavos de olor para que prolongue su conservación.  Puede ser también un frasco de talco, una botella plástica, en fin como siempre digo usemos la imaginación y la creatividad. El tiempo de conservación es de 2 a 3 meses a temperatura ambiente o en el refrigerador en caso de climas demasiado estivos. 
Aplicación.- 
  • Para lavarnos las manos mezclar una cucharada aproximadamente de grano sarraceno y lo mezclamos con un poco de agua, frotamos las manos y enjuagamos, podemos usarlo tantos veces como sea necesario, porque es lo mas natural que hay y no irrita la piel, al contrario, la suaviza y tiene un efecto lavante, que elimina la suciedad al entrar en contacto con el agua.  Recordemos que los jabones o detergentes tienen la acción de lavar es decir eliminar la suciedad y no una acción desinfectante, por eso se hace la salvedad en la etiqueta cuando un jabón es desinfectante, viene bien especificado.  Lavar no es igual que desinfectar.  Es así que cuando nos hacemos una herida por ejemplo los doctores nos aconsejan lavar y desinfectar la herida, osea son dos cosas totalmente diferente.  Para desinfectar usamos el alcohol o el agua oxigenada que es bactericida. 
  • Para lavarnos el cuerpo a la hora de hacer la ducha o el baño en la tina se hace el mismo procedimiento, aplicamos el grano sarraceno pulverizado mezclado con agua  y damos suaves masajes por todo el cuerpo para eliminar de esa manera la suciedad, activar las circulación y exfoliar nuestra piel. 
2.  La avena.- La harina de avena hidrata y humecta la piel y la deja como si fuera una seda y hasta retarda el crecimiento de los bellos después de la depilación.  Las personas con pieles delicadas pueden usarla sin ningún temor. 
Modo de uso: se usa como jabón o detergente para el rostro y todo el cuerpo. 
Preparación: 
  1. Pulverizar en un moledor de café  eléctrico o en la licuadora o en un robot de cocina, esos que hacen de todo,  200 gr.de avena hasta formar una harina, luego pasarla por el cernidor y conservarlo en un taper hermético con unos cuantos clavos de olor que actuará como anti-bacterico, el tiempo de duración es de 2 a 3 meses a temperatura ambiente y en climas de calor extremo viene conservado en el refrigerador.
  2. Al momento de ducharnos mezclar 3 cucharadas de avena pulverizada con dos cucharadas de miel, un poco de agua y si queremos un par de gotas de aceite esencial, el que tengamos en casa, mezclar todo muy bien hasta formar una pasta, si es muy densa le agregan un poco mas de agua.
  3. Si la usamos como detergente para el rostro mezclamos 3 cucharadas de harina de avena, 2 cucharadas de fécula de arroz o también maicena  y 2 cucharadas de miel, agregar un poco de agua caliente hasta formar un pasta ligera no muy densa.
Aplicación.-  Aplicar la pasta de avena con miel y agua en el rostro y por todo el cuerpo, haciendo masajes delicadamente,  finalmente enjuagar y listo.

3.- La harina de garbanzos.- 
Modo de uso: se usa como jabón o detergente para el rostro, el cuerpo y para el cabello.
Preparación: 
  • Pulverizar en un moledor de café  eléctrico o en la licuadora o en un robot de cocina, esos que hacen de todo,  200 gr. de  harina de garbanzos, si no encuentran la harina pueden usar los comunes garbanzos que encontramos en el mercado y seguimos el mismo procedimiento, se deben pulverizar, hasta que se haga un polvo muy finito, agregar el garbanzo pulverizado en un taper hermético o un frasco con dosificador con unos cuantos clavos de olor.
  • Para lavarnos las manos lo agregamos en un frasco con dosificador y cada vez que nos lavemos las manos lo mezclamos con un poco de agua y frotamos muy bien para luego enjuagar.
  • Para ducharnos lo mezclamos con un poco de agua y lo aplicamos dando masajes por todo el cuerpo, luego enjuagar.
  • Para lavarnos el rostro mezclamos 3 cucharadas de harina de garbanzos, 2 cucharadas de fécula de arroz y 2 cucharadas de miel, agregar poco a poco agua  hasta formar una pasta ligera, no densa, aplicarlo por todo el rostro y luego enjuagar bien.
  • Para lavarnos el cabello mezclamos 3 cucharadas de harina de garbanzos, aproximadamente, puede ser mas o menos según el largo del cabello, con dos cucharadas de miel y 2 gotas de aceite esencial de limón, 2 gotas de aceite esencial de romero y 2 gotas de aceite esencial de lavanda y 2 gotas de aceite esencial de tea tree.  Mezclamos muy bien todo y lo aplicamos por todo el cabello, desde la raíz hasta las puntas dando ligeros masajes.  Finalmente enjuagar muy bien y listo. Opcional si desean pueden agregar a la preparación una cucharada de vinagre de manzana. 
Y ya que hemos realizado un champú biológico con harina de garbanzos, hagamos también un bálsamo biológico. Para ello necesitamos: 3 cucharadas de yogur natural y 1 cucharada de cacao amargo, ósea sin azúcar, mezclamos muy bien hasta formar una crema y luego aplicar por todo el cabello desde la raíz a las puntas dando pequeños masajes. Opcional agregar una cucharada de acondicionador, obviamente sin siliconas, sobretodo para quienes tienen las puntas secas, dejar actuar de 5 a 10 minutos y enjuagar. 

El grano sarraceno no lo he comprado porque es el mas caro de todos, pero lo compraré seguramente porque tengo que probarlo,  así es que solo he comprado la avena y los garbanzos, la avena me parece una idea genial para el lavado del cuerpo y del rostro, pero lo uso muy raras veces, cuando quiero darle a mi piel una extra humectación, en pocas palabras cada vez que me quiero engreír  La harina de garbanzos la uso para el lavado del cabello y también para el lavado de todo el cuerpo, así es que cada vez que preparo el champú de garbanzos hago doble cantidad porque aprovecho y lo aplico en todo el cuerpo. Me deja la piel ultra suave y delicada, una maravilla, no se imaginan, lo aconsejo totalmente.  Todos son activos naturales muy buenos, sobre todo para quienes quieren pasar definitivamente al bio, Yo por el momento aun no he llegado a tanto, quiero y respeto al medio ambiente, me gusta usar productos naturales, pero también sigo usando productos del supermercado o de tiendas cosméticas, que contengan buenos activos naturales y menos sustancias sintéticas.  Así es que si quieren probar algo, nuevo, muy bueno y súper natural se los recomiendo.  La decisión la dejo en sus manos.  




Esta es la consistencia del champú ecológico de garbanzos, fécula de arroz o de maíz, miel, aceites esenciales y vinagre de manzana, le agregué un poco de agua y mezcle todo muy bien. Se aplica dando masajes y luego se enjuaga.  La misma receta la usé para el lavado del cuerpo.  ¡Es lo máximo! 


Advertencia: Recomiendo que antes de empezar a usar cualquier receta de cosmética casera prueben un poco del producto en el antebrazo por un lapso de 24 a 48 horas para estar seguros que los ingredientes usados no les causen ninguna reacción alérgica.
Saludos.
 (\  /)
( ^.^ )
(")  (")
Erika Paola.


 . 



Publicar un comentario