viernes, 17 de mayo de 2013

REPARAR SOMBRAS, RUBORES O POLVOS COMPACTOS.

Cuantas veces nos ha sucedido que al improviso mientras nos estábamos maquillando nuestras sombras, rubores o polvos compactos de pronto se nos cayeron de las manos o de la cartera de cosméticos...  ¡Oh que problema! Luego tenemos que botarlos y comprar una sombra nueva o un rubor nuevo. Al menos a mi me ha sucedido tantas veces,  hasta que descubrí esta solución.  A pesar de que no es una técnica nueva,  yo nunca la había escuchado, hasta hace poco cuando me empece a interesar en lo que llamo "el arte de hacerlo tu misma".  Y descubrí como reparar las sombras cuando se rompen y se vuelven polvo.
Bueno sin mas preámbulo para quienes aun no saben esta técnica aquí se las cuento.
  1. Si las sombras están demasiado pulverizadas la única cosa que tenemos que hacer es agregar unas gotas de alcohol etílico, el mismo que compramos en la farmacia y mezclamos un poco con la ayuda de un palillo de dientes o de una espátula pequeña o una cucharadita de plástico o cualquier material que nos ayude a mezclar nuestros polvos rotos hasta que el polvo obtenga una consistencia como de arena mojada. 
  2. Luego con la ayuda de un papel de cocina o papel de horno tomamos una moneda y la envolvemos en el papel y prensamos fuerte nuestras sombras con la moneda, con extremo cuidado en los ángulos, para que no queden huecos.  Si se nos hace más fácil (como en mi caso) simplemente con la ayuda de nuestros dedos, utilizando siempre el papel, presionamos con fuerza nuestras sombras hasta que estén totalmente prensadas. 
  3. Finalmente agregamos 5 gotas de alcohol y dejamos secar nuestras sombras abiertas en un lugar fresco hasta el día siguiente para que de esa manera el alcohol se evapore y listo así de fácil. 
Nota.
  1. Podemos seguir el mismo procedimiento si queremos compactar unas sombras o una base mineral. 
  2. Así quedan las sombras una vez compactadas tal y como se ve en la foto.  Que son de unas sombras que compacte, ya que  las prefiero  así por simple comodidad al aplicarlas.            

Erika Paola.
Publicar un comentario