miércoles, 4 de noviembre de 2015

Receta mantequilla de maní hecha en casa.

¡Hola a todos!
Hace unos meses mi esposo me pregunto si alguna vez había probado la mantequilla de maní, le dije que si, pero que no era una cosa que me llamaba mucho la atención, sin embargo a muchas personas les encanta. 
Así es que me dijo que le gustaría probarla y entonces me puse a investigar cómo se preparaba y que ingredientes necesitaba y cuando vi lo fácil que era, pues sólo se necesita un ingrediente, el maní tostado,  me dije: ¡la tengo que preparar!  
Existen varias recetas de mantequilla de maní hecha en casa que llevan maní tostado, aceite, miel, azúcar de caña y sal, la receta que he preparado solo lleva maní tostado, una cucharadita de aceite y una pizca de sal, así que sin más preámbulo aquí les cuento como preparé esta mantequilla de maní, que dicho sea de paso, ahora me gusto más que antes. 



Ingredientes:

-  250 gr. de maní tostado y pelado.
-  1 cucharadita de aceite de girasol. (Opcional).
-  Sal a gusto (yo agregué media cucharadita al ras).

Preparación.-

1.  Meter el maní tostado y pelado en el mixer o en una licuadora potente y hacerlo funcionar por unos 3 minutos, luego agregamos el aceite y la sal y seguimos triturando el maní por unos 5 minutos más,  hasta que se forme una especie de salsa semi densa y homogénea. El tiempo dependerá de la potencia del mixer o de la licuadora. 
2.  Verter la preparación en un frasco de vidrio con tapa hermética, esterilizado previamente en agua hirviendo por unos 15 minutos. 




Nota.-
1.  Les digo con toda sinceridad que no necesita ni de azúcar ni de miel, porque el maní de por sí tiene un sabor dulce y salado a la vez, así es que, solo con sal queda muy bien. 
2.  Si desean una consistencia más sólida no agreguen aceite, yo lo hice para no hacer sobre calentar mi mixer, pero de por sí el maní genera su propio aceite y no hay necesidad de agregarle mas, pero yo lo agregué por una cuestión más de comodidad y de gusto mío, ya que la densidad que resultó fue óptima para mí, ni muy dura ni muy líquida, salió perfecta para mi gusto. 
3.  Yo le agregue aceite de girasol, pero muchos agregan aceite de maní, es lo mismo porque igual se siente muy bien el sabor del maní. 
4.  Esta preparación no necesita conservante, si desean la pueden conservar en el refrigerador, para que dure más, pero es tan rica que en menos de una semana se acabará, por lo que yo la tengo en mi despensa. 
Bueno eso es todo. 
Hasta la próxima receta. 
 (\  /)
( ^.^ )
(")  (")
Erika Paola


Publicar un comentario